facebook twitter

El blog de esta por mamá

Mamá, leéme las palabras bonitas…(sobre poesía para niños)

May 26, 2015 · 2 Commentarios Esta por mamá

Una de las cosas maravillosas que mis hijas me han devuelto ha sido la poesía.

Llevo un tiempo intentando recordar cómo desapareció de mi vida. ¿Qué pasó?. ¿Por qué, de repente, la poesía dejó de ser parte de mis lecturas, de mi cotidianidad, de mi forma de entender el mundo?.

Supongo que en realidad no fué “de repente”. Fué más bien poco a poco. Abrió mi mente y llenó muchos días durante la enseñanza secundaria, aguantó después con dignidad los envites de las sesudas lecturas de la carrera universitaria.

44poemas2

Extraído de “44 poemas para leer con niños”. Mar Benegas. Edit. Litera Libros

Pero después, después…, se me fué escapando entre las manos, y cada vez leía menos “nuevo”, y lo que es peor, cada vez volvía menos a las confortables páginas “de siempre”.

Pero llegaron las niñas. Y con sus ojos nuevos volvieron muchas cosas. Volvió el amor por la pintura y la ilustración…¡Vivan los álbumes ilustrados!, volvió todo lo inexplicable, lo onírico, lo surrealista, la desvergüenza, la ropa sucia de tanto jugar… y volvió la poesía.

Llegó de forma inesperada, de la mano de mi madre, su abuela.

margarita-copy

“Margarita”. Ediciones Ekaré

Un día, comenzó a recitarles la poesía que me recitaba a mi cuando yo era pequeña. Y os prometo que lo hacía igual que entonces, cuando me dejaba sin palabras, con todo el encanto que tiene la generación anterior para recitar los poemas que les hacían aprender en el colegio.

Les empezó a contar-recitar “Margarita”, de Rubén Darío.

Margarita está linda la mar,
y el viento,
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar;
tu acento:
Margarita, te voy a contar
un cuento:

Supongo que todo el mundo la conoce, pero podéis leerla entera aquí si os apetece.

Y fué impresionante. Empezaron a pedirlo a diario, cada noche. Era lectura previa obligada a la lectura del cuento que pedían. Una y otra vez “Margarita, está linda la mar…”

Y ¿sabéis cómo la pedían?. Decían, “mamá leénos las palabras bonitas”.

Durante muucho tiempo no pidieron “traducción”, es decir, no preguntaron por el significado de las palabras más complejas y desconocidas para ellas; ni yo se la di.

Simplemente se dejaban llevar por la belleza de las palabras, la sonoridad de la rima, de la lectura cada día más esforzada en la que me empleaba…

Después, comenzaron a preguntar: “¿qué es la malaquita mami?, ¿qué es un prendedor?…”

Poco a poco, el furor despertado por Margarita fué pasando (menos mal…), pero el gusto por “las palabras bonitas” quedó. En mi y en ellas.

ZR-El-libro-de-las-camas-copia

Desde entonces me afano por buscar libros chulos de poesía para niños, y leo cuanto cae en mis manos sobre el tema, como el glorioso “Manual de poesía para niños inquietos”, de Luis García Montero. Lo guardo celosamente para dárselo cuando sean mayores.

2332876305_cef62d93fc

extraído de “El libro de las camas”. Sylvia Plath. Editorial Libros del Zorro Rojo

Para ellas (y para mi, que soy quien tiene el placer y el privilegio de leerles en voz alta), he escogido dos títulos que me parecen fantásticos: “A lo bestia” de Mar Benegas, con ilustraciones de Guridi (cómo no de la editorial Litera Libros) y “El libro de las camas”, de Sylvia Plath, con ilustraciones de Quentin BLake (magnífica Editorial Libros del Zorro Rojo).

conjuro-cuarto-FB

Extraído de “A lo bestia”. Mar Benegas. Editorial Litera Libros

Reconozco que somos exigentes. No nos suelen funcionar las habituales “poesías para niños”, habitadas por animalitos, chiquititos, blanditos y llenos de “cositas bonitas”. Me aburren los poemas “morales”, o con un rollo educativo demasiado obvio y explícito; además creo que no funcionan nada.

extraído de 44 poemas para leer con niños. Mar Benegas. Editorial Litera Libros

extraído de 44 poemas para leer con niños. Mar Benegas. Editorial Litera Libros

Pero claro, esto ya es personal. Es decir, que yo tengo un gusto X y por eso selecciono X títulos, a los que ellas, luego, dan el visto bueno (o no, ojo, que muchas veces “fracaso”).

bestia1

Extraído de “A lo bestia”. Mar Benegas. Editorial Litera Libros

Que no venga nadie con “la policía de la buena literatura” a vigilar lo que les leéis a vuestros retoños. Leedles lo que os guste, y después lo que les guste, porque esto va, sobre todo, de placer, de puritito disfrute.

Eso si, a veces hay gente con un buen gusto tremendo que hace selecciones muy chulas, por ejemplo la ya citada Mar Benegas, en su “44 poemas para leer con niños”.

44-poemas-para-leer-con-niños

Y he tomado conciencia de que esto va de placer por encima de todo escribiendo este post. Muy “aplicada” yo, había buscado un  montón de referencias, estudios muy sesudos y cosas así, en las que demostraban lo buenísima que es la poesía para el desarrollo del cerebro infantil y patatín y patatán.

Pero es que me da igual. Por mi como si contribuye a hacer crecer más y mejor los pelillos de la nariz. Porque es un placer taaaan grande, que vamos a seguir haciéndolo todo lo que podamos.

¿Os apuntáis?

*Por cierto, claro, todos estos títulos chulos están en la muy pequeña pero muy bonita librería de Esta por mamá. En la tienda on line…, los iré metiendo poco a poco 😉

2 Comentarios

  1. mercedes dice:

    Margarita nos encanta, los 44 poemas lo compré en esta por mama y ya vamos leyendo cositas, el de García Montero también lo tengo guardado, el resto de recomendaciones me las apunto of course!!!!
    Gracias gracias! !!

  2. […] veces leemos poesía, y es que, milagrosamente, la maternidad trajo de nuevo la poesía a mi vida. Y os aseguro que es maravilloso, y emocionante, cada vez que ellas me dicen “mamá, leénos […]

¿Nos dejas un comentario?

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On Youtube