facebook twitter

El blog de esta por mamá

El mejor carro gemelar

Oct 6, 2015 · 4 Commentarios Esta por mamá

¿El mejor carro gemelar?. Me lo ponéis fácil.

No existe.

Fin.

Éste podría haber sido el segundo post más corto de la historia del blog de Esta por mamá (el primero fue uno sobre lactancia).Pero claro, el tema tiene su interés y su importancia, y una, que como madre de mellizas lo ha «sufrido» en propias carnes, no se puede quedar ahí.

De nuevo me quito el disfraz de tendera para escribir sólo como madre, así que no voy a nombrar marcas. Podría hacerlo, pero siempre quedaría la duda de si escribo para vender la marca X que es la que yo tengo en mi tienda, o para dejar mal a la XX que es la que tiene la competencia.

Y no va de eso.

Hoy, al igual que hice cuando escribí el post sobre cómo no equivocarse al elegir carro para el bebé, va de intentar ayudar con algunas ideas y compartir experiencias y reflexiones. Por eso os pido que, al comentar, no habléis de marcas 😉

Al lío.

Pero antes de empezar, muy importante: ¡Enhorabuena!. Vas a tener gemelos/as o mellizos/as, y es fantástico. Al principio las pasarás canutas,si, pero es maravilloso.

Pasa de la gente que te da sus «condolencias» cuando se lo cuentas ;). Y si quieres reírte un rato, date una vuelta por el post de La rubia «hasta los cigotos y más allá». (Muy, muy fan de «Esto es para una que lo quiere así».)

vía http://estoesparaunaqueloquiereasi.blogspot.com.es/

vía http://estoesparaunaqueloquiereasi.blogspot.com.es/

Ahora si. Empecemos con algunas verdades sobre los carros gemelares:

  • El mejor carro gemelar no existe. ¿Por qué?. Porque todos son un engorro.

La verdad por delante oiga. llevar a dos bebés a la vez no es fácil, ocupan más espacio y pesan más que uno solo (obvio).

Los/as ingenieros se lo curran cada vez más, y se fabrican carritos un poco  más ligeros, un poco más estrechos, un poco más pequeños, un poco más maniobrables…, pero mentalízate nunca, never, jamais, será como llevar un carro individual.

  • Hay menos opciones. Esto es así, el casi infinito mercado de los cochecitos de bebé indivuales, se reduce mogollón cuando pares a pares, así que no te obceques con el tema de la estética y las marcas.

«Es que a mi me gusta la marca XXX, que es la más cool». Te aguantas. No hace versión gemelar.  O peor aún, si que la hace, pero es un bicharraco que no entra por la puerta de tu casa. Te aguantas again.

 

  • Se estropean más. Todos los carros pueden sufrir incidencias, pero los gemelares tienen más, por la sencilla razón de que «sufren» más.

Por supuesto hay diferencias en función de la calidad del que elijas, pero ni los mejores (ni los más caros, que no siempre es lo mismo) están «exentos» de la posiblidad de tener algún problemilla. Por eso, es fundamental estar seguros de que la tienda (física u on line) en la que lo compres, tiene un servicio técnico y postventa bueno. Indaga.

mujer mecánico

Dicho ésto, hay algunas cosas que te vendría fenomenal hacer antes de decidirte por un modelo u otro:

  • Mide. Mide como si fueses arquitecto/a. Mide como si no hubiera un mañana: tu puerta, la de tu portal, tu ascensor (ojo, el ascensor es fun-da-men-tal), la puerta de la abuela (si vas a dejarlos allí con frecuencia)…

Mide todos aquellos lugares por los que debes pasar impepinablemente cada día. Y, de nuevo, no te obceques en un modelo de carro. Si no entra en el ascensor, no es una opción. Si hay que desmontarlo, sacar a los bebés, jibarizarlos…, no debería nunca ser una opción, por bonito que sea.

cinta-metrica-3

Piensa que tendrás que hacer eso cada día, a veces más de una vez al día, en todo tipo de circunstancias (con prisa, cargada con compras, al ir al médico en plan «urgencias» etc.).

  • Mide el maletero de tu coche. Es un epígrafe tan importante que pide apartado propio.

En realidad te diría: no midas, comprueba. En la tienda, cada vez que vendo un carro gemelar «obligo» a los padres a que traigan su coche, para comprobar que el carrito entra en el maletero (salvo en casos «obvios», tipo monovolumen).

maletero-cargado-2

Hay muchos tipos de maleteros, y muchos tipos de carros. Puede que pienses que tu maletero es espacioso, pero quizás su forma hace imposible que entre el carrito XXX.

Y como se trata de volúmenes, es muy difícil acertar sólo midiendo, hay que trastearlo en vivo, porque a veces se obra el milagro quitando la bandejita de atrás, sacando una rueda del carrito…Si la tienda es buena, confía en el asesoramiento. Si la tendera es madre de mellis…, confía más 😉

  • Mídete tú (y a cualquier que tenga que conducir el carrito con frecuencia).

Ante todo ergonomía. Imagina que tu pareja mide dos metros y tú 1,70 (es mi caso): imposible que os venga bien el manillar a la misma altura. Antes que «eslomarte», elige un carrito con manillar regulable en altura.

  • Ve al gimnasio.

Es broma. Pero si que debes tener en cuenta el peso del cochecito. Los carros gemelares son más pesados (deben soportar más peso), y la ergonomía aquí es fundamental. Lo dice una que se gastó el doble del importe que le costó el carrito gemelar en fisioterapeuta. Esto no es broma.

Ten en cuenta dos tipos de peso: el peso al levantar el carro y el peso al maniobrar el carro.

Si paseas poco y te mueves en coche, si tienes que subir escaleras necesariamente para llegar a casa…, en definitiva, en todos los casos en los que tengas que levantar  el carrito con mucha frecuencia en plan forzudo, un chasis ligero es imprescindible.

forzudo

imagen vía Bodas de cuento http://www.bodasdecuento.com/descargable-de-san-valentin/

Si apenas coges coche y te mueves sobre todo andando en tu día a día, prioriza la maniobrabilidad, lo ligero que sea al conducirlo.

Ufff, me estoy dando cuenta de que el tema da para muuuchas palabras, así que divido el contenido y en otro post, me pongo manos a la obra con otras cuestiones fundamentales como: ¿en línea, en horizontal o en tándem?, ¿capazos si o no, tipos? etc.

Por cierto, se admiten, aprencian y valoran muchísimo, ideas, experiencias y sugerencias, cómo no 😉

4 Comentarios

  1. LYCKA dice:

    Sencillamente Genial!!! En este primer apartado no te has dejado nada de nada en el tintero!! Esperaremos ansiosos el segundo!!

  2. Pues aquí llega otra mami múltiple. ¡Pedazo de post!
    Hace 6 años (6 años ya…. maaadre mía) estábamos en estos menesteres y estoy segura de que habría menos opciones de las que hay ahora. Para empezar… no estabais vosotros… en fin 🙁
    Nosotros que teníamos nuestro carrito con capazo, tan mono, de la grande, pues nada, ya no nos servía. En la tienda donde compramos la mayor parte de las cosas de las niñas nos recomendaron que compráramos directamente una silla de paseo gemelar en paralelo buena, que se reclinara al máximo y que llevara adaptadores (reductores o como se llame) para sujetar las cabecitas.
    Creo que es importante en este momento añadir una cuestión. ¿cuándo nacen las criaturas? Si nacen a final de otoño, lo más seguro es que durante el invierno entre unas cosas y otras salgas poco a la calle, por lo que cuando llega la primavera, los peques ya son un poco más personas y pueden ir en la silla de paseo sin problema. Pero para cuando lo usen en invierno, conviene que sea lo más cómodo posible. Y es que las sillas de paseo son notablemente más manejeras y fáciles de montar y desmontar que los carros convencionales ¿no?.
    Otra cosa es que nazca al final del invierno o primavera y que los peques vayan a pasar muchas horas en la calle. Entonces a lo mejor hay que plantearse otras opciones, para facilitar su comodidad.
    Bueno, hasta aquí mi comentario de hoy. Me reservo algunas cosas para el siguiente post 😉

    • ¡Gracias por comentar!. Una trimadre (1-2) es siempre un pozo de sabiduría 😉
      Lo de la silla de paseo ligera es una buena opción, cómoda y práctica, incluso hay capazos blandos adaptados a las sillas que están muy bien, pero no a todo el mundo le gusta llevar ahí a los peques desde el principio. El principal incoveniente que me comentan es que no pueden verlos (pasean mirando «hacia delante»), y a los «primerizos» les genera bastante ansiedad (ya sabes, esa mirada cada cinco minutos preguntándote ¿respira?, ¿está bien?).
      Y yes, yo también creo que la época del año es fundamental. Nos vemos en el siguiente post 🙂

¿Nos dejas un comentario?

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On Youtube